El concepto de “Mercado cultural” era hasta hace años poco reconocido para el publico general, había incluso quienes desde las mismas industrias artísticas nunca habían escuchado sobre estos espacios de oportunidades para la proyección de sus productos o en el caso de los programadores de espacios y profesionales, un lugar donde escuchar las nuevas propuestas y descubrir talentos. Hoy en día, tanto a nivel nacional como internacional los Mercados culturales han tomado fuerza y se posicionan como los eventos obligados para todos los actores de la cadena de valor del mundo de las artes.

En lo que va del año Circulart ha tenido la oportunidad de hacer parte de tres importantes espacios de este tipo:

El BOmm (Bogotá Music Market) invitó a Circulart como profesional en su quinta edición. Este mercado colombiano, es la plataforma de promoción y circulación organizada por la Cámara de Comercio de Bogotá, la cual hace parte de su programa de apoyo a las Industrias Creativas y Culturales. Este es un espacio diseñado para reunir a músicos, compositores, productores, agencias, empresarios, marcas, disqueras y editoras en un contexto de networking, aprendizaje e inteacción. 

 

En el ámbito latinoamericano, este 2017, tuvimos la oportunidad de ser invitados a IMESUR, mercado musical latinoamericano, cuyo principal objetivo, en su versión de este año, fue generar un vínculo específico entre músicos, agencias y productores chilenos con 30 programadores de 20 estados de Brasil, para generar un circuito amplio de contactos y relaciones en un territorio específico. Gran parte de IMESUR sucede en las Fiestas Patrias chilenas, lo que facilita tener una mayor prommoción y destacar su identidad musical.

A nivel internacional, Bayimba, un festival de música que se lleva a cabo en Kampala, Uganda, se centra en elevar a las artes y la cultura en el territorio a través del intercambio cultural y la creatividad. Este año tuvieron su edición de aniversario y Circulart estuvo presente fortaleciendo nuestros lazos intercontinentales.